En las páginas web de GEMÜ se utilizan cookies. Al utilizar la página web usted se declara conforme con ello.Para poder realizar una configuración personalizada, pinche aquí.

El especialista en volúmenes pequeños - GEMÜ 567 BioStar control

El especialista en volúmenes pequeños

La nueva válvula GEMÜ 567 BioStar control es la solución fiable para la regulación de caudales que van desde 0,08 hasta 4,1 m³/h. 

La obturación del sistema tiene lugar mediante un diafragma de PTFE con tecnología PD (plug diaphragm), que combina las ventajas de una válvula de diafragma con las de una válvula de globo. De este modo, la válvula ofrece opciones de regulación tanto lineales como equiporcentuales.

Habitualmente se utilizan válvulas de diafragma asépticas como válvulas de regulación para procesos estériles. En estos casos, la regulación de volúmenes pequeños no ofrece la precisión suficiente, o dicha regulación es sencillamente inviable. La nueva válvula de globo de diafragma de 2/2 vías con aguja de regulación o cono de regulación ayuda a resolver este problema. La estanqueidad entre el actuador y el fluido queda garantizada mediante un diafragma de PTFE conforme a FDA y USP Class VI. Este diafragma se combina con una arandela Belleville para asegurar una estanqueidad constante sea cual sea la temperatura, por lo que no es necesario reapretarlo. En comparación con las válvulas de fuelle, la estructura higiénica permite una limpieza significativamente mejor de la válvula.

Otras características que ofrece la válvula son la posibilidad de integrar una función de derivación así como la opción de montar la válvula de globo de diafragma en un bloque de válvulas multivías (GEMÜ M-Block). En el diseño con conducto de derivación, el cuerpo angular se puede dotar de una derivación de accionamiento manual o de accionamiento neumático. Las dos variantes se limpian fácilmente y permiten caudales superiores. 

Al integrar la válvula GEMÜ 567 BioStar control en un M-Block, se dispone de un mayor número de funciones en un espacio extremadamente reducido. Así, no solo se reducen considerablemente las necesidades de espacio, sino también los trabajos de montaje y de soldadura.

En lo referente a seguridad higiénica, la válvula está también perfectamente equipada: no en vano, cumple con los estándares de las pruebas de evaluación de limpieza previstas por el EHEDG así como los estándares sanitarios definidos en la norma 3A de Estados Unidos. 

La válvula de regulación se utiliza, por ejemplo, para la dosificación de pequeños volúmenes ―en la industria de bebidas— con mezcladores en línea (por ejemplo, de vitaminas, colorantes y otros aditivos), para la regulación de aire y vapor esterilizados (por ejemplo, en procesos DIP) o para la regulación de entrada y salida de biorreactores ―en la industria farmacéutica―.

La válvula GEMÜ 567 BioStar control está disponible en los diámetros nominales DN 8 hasta DN 20. El cuerpo se fabrica de forma estándar a partir de un bloque macizo con un acabado superficial de Ra 0,4 µm. Aparte del diafragma de PTFE, se utiliza una junta adicional de FKM. La variante 3A constituye una excepción: en este caso el elemento de obturación y regulación está formado por una única pieza o material (PTFE).

Download

schnitt
.jpg
430 K
es
.docx
36 K