En las páginas web de GEMÜ se utilizan cookies. Al utilizar la página web usted se declara conforme con ello.Para poder realizar una configuración personalizada, pinche aquí.

Gestión de procesos

Desde la fabricación individual hasta la producción en serie

En GEMÜ los proyectos incluyen cinco fases. El final de cada fase marca un hito: incluye una revisión, así como la autorización de la siguiente fase. Las soluciones a medida de los clientes comienzan principalmente en la fase tres.

Fase 1: Concepto

Los requisitos del nuevo producto se definen en el pliego de condiciones. A continuación se elaboran variantes de diseño y de concepto. Se aclara la idoneidad para patente, se elabora la estrategia reguladora provisional y los análisis de riesgo y costes.

Fase 2: Desarrollo del producto

Para llevar a cabo una planificación más detallada del proyecto se crea un pliego de especificaciones a partir del pliego de condiciones. Tras la autorización comienza el desarrollo del producto. Para ello se generan datos CAD y se construyen prototipos. Se planifica el proceso de producción (incluida la planificación de ensayos). Se define el etiquetado y el embalaje del producto.

Fase 3: Desarrollo del proceso

En la fase de desarrollo del proceso se diseñan, se fabrican y se muestrean las herramientas, los equipos y los calibradores. Paralelamente se llevan a cabo los procesos de cualificación. Se elaboran las directrices de producción y se forma debidamente a los trabajadores. El desarrollo del proceso termina una vez se ha cualificado la eficiencia funcional de las herramientas, los equipos y la instalación.

Fase 4: Acreditación del proceso

La fase de acreditación empieza con el diseño, la «congelación» de documentos y el inicio de la gestión de modificaciones. La acreditación del proceso se consigue por medio de tres ciclos de validación. Para ello se fabrican y se verifican piezas de producción de serie 0 conforme a la documentación del proceso en un tamaño de lote similar a los niveles de producción en serie. También, a petición, puede llevarse a cabo un tamaño de prueba más grande. Tras la validación, se registra el producto y se autoriza para la producción.

Fase 5: Comercialización

Tras la revisión final del proyecto, el producto se comercializa.